Hoy queremos contarte que una sincronía nos ha colocado en un camino de investigación muy interesante. 

Hace algo más de una semana, un amigo me comentaba que, en 24 horas, dos personas de diferente sexo y en la cincuentena, le habían dicho más o menos con las mismas palabras: 

“Yo a mi edad, ya no me voy a enamorar”

A partir de ahí se nos ocurrió pedir testimonios a amigos y amigas de nuestra edad.

En unos días íbamos a tener una entrevista de radio en la que queríamos llevar este tema en particular y pensábamos que con los testimonios de distintas personas, se enriquecería bastante dicha entrevista.

Aquí viene la sorpresa:

Enviamos un mensaje vía whatsapp a distintos amigos y amigas, preguntando sobre este tema, y cómo lo viven en su propia experiencia y esto se extendió como la pólvora.

Nuestro mensaje se hizo viral y la llamada inicial e íntima se expandió rápidamente, más allá de la petición a nuestros amigos, y empezamos a recibir testimonios de personas desconocidas para nosotras, y lo que es más sorprendente, se siguió ampliando esta cadena que, aún hoy, sigue creciendo. 

Cada día recibimos a más personas interesadas en contarnos sus experiencias sobre este tema y cómo lo están viviendo en sus propias pieles. 

Nos dimos cuenta de la necesidad de hablar en profundidad sobre esta asignatura de la vida, y también fuimos conscientes de la necesidad que hay de pronunciarse y ser escuchad@.

Lo que empezó siendo una idea, se ha plasmado en varios soportes de internet, como esta newsletter que estás leyendo ahora. Y próximamente en un libro, que, sin duda, será un bestseller de flipar!! (si no nos lo decimos nosotras…)

Por lo que hoy queremos compartir algunas de las conclusiones que hemos podido sacar de este evento.

Tod@s coincidieron en admitir que se encontraban en una nueva manera de sentir y de querer.

La sensación de estar viviendo un momento vital de muchos cambios, entre ellos, la manera de relacionarnos. 

Ya no nos vale el modelo de pareja de nuestros padres y madres, tampoco nos vale el de las nuevas generaciones.

No permitimos el control sobre nuestras vidas, nos sentimos libres y así queremos seguir sintiéndonos.

Estamos en un proceso de reinvención, no sabemos muy bien hacia qué o hacia dónde.

Lo que hemos venido a llamar el loading point. 

Cargando una nueva aplicación que todavía no controlamos bien, permitiéndonos sentir y descubrir qué nuevos horizontes se expanden ante nosotros y nosotras.

CONCLUSIONES:

Esas viejas maneras de relacionarse:

En plan chico conoce a chica (o todas las variables de género posible), y una vez en una relación estable y tradicional en la que se van dando pasos cómo pasar por el noviazgo, el matrimonio, nacimiento de hijos, etc. caminando hacia un final en el que se hacen viejecitos y finalmente se mueren juntos agarrados de la manita.

¡PUAGGGGGG! 

Ya comienza a oler, nos dan arcadas a la mayoría de las personas con las que nos encontramos y conocemos. Incluidos nosotr@s mism@. 

Sin embargo, de manera inconsciente, seguíamos buscando en los otros los patrones conocidos ya que los desconocidos aún son desconocidos ¡¡ja, ja, ja!! en fin, ustedes nos entienden…

Nadie se mostraba interesado en ese tipo de relación tradicional, por lo general. Y lo más común era quedar y pasar ratos agradables sin más pretensiones, sin promesas, sin planes y sin futuro.

Eliminando así, las tan cargantes expectativas!!

Las protagonistas de nuestras peores pesadillas.

Cómo hace años llamaba, en su estudio de gran relevancia social,  El Amor Líquido del sociólogo polaco Zygmunt Bauman, y que refleja cómo término, la fragilidad de los vínculos.

Y para que puedas tener más contenido sin tener que leer tanto te dejamos el enlace de la entrevista EN RADIO GÁLDAR donde te contamos más sobre este tema. A dónde nos dirigimos en un misterio pero sin duda seguiremos investigando y compartiendo contigo nuestros descubrimientos.

https://fb.watch/68qmZZfOq_/

Te abrazamos fuerte.

Equipo Back2Love